Las dudas existenciales de Thor…

– Thor ¿qué haces?

Estoy decidiendo si me opero o no me opero Duende.

– ¿El qué?

Quiero cambiar.

– Ay dios, ya estamos con las neuras. A verrrr ¿qué te pasa?

Pos no sé decirte bien, solo veo que estoy mal definido.

– Pos pilla el diccionario, te defines bien y asunto arreglao.

Ya Morti, pero ¿y si no hay una buena definición pa mí?

– Possss ¡te pones en modo panorámico!

Humm, no lo termino de ver bien, a ver mi dilema es: ¿lo hago o no lo hago?

– ¿El qué?

¡Operarmeeeeeeee jopé!

– Ah, eso, pos no se. ¿Riesgo de que te quedes tonto?

– ¿Más?

– Tú calla Morti, que nos informe.

Possss del 1%

– Eso es mu poco. ¿Riesgo de que te quedes pelín alelao barra empanao?

Ahí ya subimos al 5% Morti.

– ¿Riesgo de que pierdas tu especialita manera de tocarnos lossss, estooo… de ver el mundo?

La cosa aumenta Ronnie, andamos ya en un 25%.

– Bueno, aún es baja la cifra. ¿Y riesgo de hacer oídos sordos a todo lo que te digan?

Calculo que sobre un 50%, culo arriba culo abajo.

– ¿Algún otro riesgo que debamos considerar antes de darte un agnóstico?

– Morti creo que se dice diagnóstico.

– Pos no porque me creo nada, por eso digo-agnóstico.

– Ah, ¡vale!

Possss, a ver, entre varias cosillas más, es posible… una fuga de neuronas impertinentes, una ceguera a lo evidente (me han dicho que transitoria), una posible atrofia a las estupideces humanas y una insensibilidad a los imbéciles crónicos. Más o menos sería otro 50%. Y como peor muy peor, hay un 1% de posibilidades de que pase del mundo.

– Entonces, yo que tú me operaba. Total, ahora ya haces lo que te da la gana, mucho no vas a cambiar.

– Además ten en cuenta que imbéciles crónicos siempre te los vas a encontrar.

– Ya, es verdad, y las estupideces humanas, las llevamos ya soportando mucho tiempo.

– Oye y esto de la operación, ¿te puede dejar defectos ordinarios?

– Creo que se dice efectos secundarios.

– Sí, por esos también pregunto Duende, dinos Thor ¿los tiene?

Posss… sí, me han explicado que uno por año:

enero tonto

febrero alelao

marzo empanao

abril callao

mayo neurótico

junio sordo

julio ciego

agosto despistao

septiembre atrofiao

octubre quisquilloso

noviembre insensible

y diciembre… normal.

– Has dicho que ¿Abril callao?

– ¿Agosto tranquilo?

– Diciembre… ¿normal???

– Jopé Thor y ¿aún te lo piensas? ¡¡Opérate!!

Vale, ¡gracias! ¡me habéis ayudado mucho!

—————————————

– ¿Qué os preguntaba Thor?

– Naaa Klaus, si se opera o no, le hemos dicho que se opere, por lo que comenta no parece que vaya a cambiar mucho la cosa.

– Thor, pero vamos a ver ¿tú de qué te quieres operar?

a ver, yo lo que quiero es recortarme un poco las puntas… pero tengo dudaa

– Jope Thor eso no es operar, eso es ¡¡ir a la peluquería!!

Pos no, porque ¡¡yo no voy a leer revistas y a cotillear a los famosos!! Mi cambio de personalidad tiene que notarse en profundidad.

Para que mi personalidad quede bien definida, había pensado hacerme-la-permanente…

Tú qué opinas Klaus…

¿Me recorto solo las puntas o me tengo que operar?

Ainns ¡¡qué insufrible es este chaval!!

————————————–

Que no nos falte jamás el humor. En momentos complicados… todo se lleva mejor con una sonrisa 🙂

❤️💛💚💙💜