CARTA DE THOR AL DIOS FELINO

Querido Dios Felino, disculpa que te moleste en tu quehacer diario de gestionar las siete vidas que todos los gatos tenemos. Necesito pedirte un favor importante.

Se trata de mi amigo Pandoro. Ahora mismo está en dudas si le quitas ya una de sus vidas o le das un poquitín más de tiempo con ella. Quiero pedirte que ayudes a sus riñones a que aguanten un tiempo más. Dirige la mano de los veterinarios para conseguir estabilizarlo y mete en su cuerpo una ración extra de fuerza y ánimo para lograr sobrevivir ¿vale?

El motivo es sencillo. Si me concedes este deseo Pandoro ya no volverá a una jaula, le está esperando fuera de la clínica un HOGAR para que disfrute de cama, calor y televisión el tiempo que le quede. No quiero que se marche así, con la sensación de que lo de la televisión no era verdad que existía. Quiero que experimente lo que es amasar una manta mirando al frente y no ver barrotes o lo que es sentir sentir cosquillas en el culo al sentarse en una alfombra. Son cosas que en un Refugio no se pueden experimentar por mucho que las imagines todos los días. También me gustaría que viera dar vueltas a una lavadora, es un proceso muy divertido que a los gatos nos entretiene mucho y lo considero fundamental para entender el concepto de hogar en su amplitud.

Por favor que Pandoro no se muera sin poder conocer todo esto que te digo ¿vale?

Si ahora mismo estás intentando salvar a un gatito por haberse subido a un árbol, ponle una escalera que ya bajará solo, eso le pasa por bobo e inconsciente, que aprenda, lo de Pandoro es más delicado, requiere un mayor tiempo y dedicación tuya, que la cosa está ya muy complicadilla.

Te agradezco tu tiempo. Y si mi petición no te llegara a tiempo o se te quedara perdida entre otros muchos papelotes con peticiones importantes por favor te pido que en su siguiente vida desde el principio no lo pongas en los test humanos como positivo y hagas que ya nazca directamente en un buen hogar en el que nadie desee nunca abandonarlo y que tenga muchos mimos y muchos juguetes para él solo desde el principio ¿de acuerdo?.

Pero mejor lo primero, lo de que no muera ahora, porque lo otro ya no sé si voy a poder verlo y soy bastante impaciente con esto de ver a los amigos cuanto antes sanos y felices.

Se despide atentamente un gato al que ya le has concedido algún que otro milagro, no tantos, que también me has fallado ¿estamos?, pero ahora eso no te lo tengo en cuenta y vuelvo a pedirte un imposible, para que salves a mi amigo Pandoro. Pueda conocer lo que es un hogar antes de irse. Te lo pido con urgencia porque para eso eres Dios Felino, no quiero que te acomodes en el puesto, que, ya sabes, hoy aquí, mañana ya no se sabe lo que te deparará la vida…

Gracias.

Thor, el que va ya por su tercera vida.

——————————————————————————–

Pandoro, tranqui, lo estoy gestionando a alto nivel, tal vez tengamos suerte y el Dios Felino lo lea prontito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s