Filomeno se pone guapo (adoptado)

Klaus: Hemos pedido una instantánea de la evolución de Filomeno desde que se enteró que estaba reservado y aquí está.
¿Recordáis aquel mal diente que le afeaba el gesto?? ¿Ése qué le sobresalía?
Pues… ¡¡ya no está!! Ahora se parece a ese “gato monada” que un día abandonaron en una perrera…

image
Esta es una de esas circunstancias por las que una Protectora ve gratificante su trabajo.
Cuando alguien dice que le ha gustado un gatito y que le quiere dar una oportunidad y se le pone el cartel de “reservado” mientras se ultiman los preparativos, se pone en marcha la máquina, que decimos nosotros, de hacer milagros.
Ese gato pasa de ser uno más, otro invisible, a ser un gato al que hay que poner en orden para una correcta y responsable entrada en un hogar.
Eso supone una ITV en condiciones de todo el gato, de arriba a abajo y de lado a lado, y cualquier temilla que estaba pospuesto con él por falta de presupuesto, pasa a ser tema a abordar… Simplemente porque es un gato reservado. De ahí que las reservas sean siempre tan esperanzadoras e importantes para las Protectoras de animales, le dan la oportunidad a un animal a ponerse guapo, muy guapo o más guapo aún y a recuperarse de todas sus cosas, si las hubiera, porque la Protectora no tiene dinero para todos esos temas estéticos o menores que deben ser atendidos en todos y debe priorizar los gatos reservados sobre los que no lo están.

En el caso de Filomeno se ha tratado de un lifting dental que necesitaba desde hace tiempo ya que sus “infrahumanos que se llamaban dueños” no lo cuidaron como es debido. Le han realizado un saneamiento de su boca y aquí le vemos en plena recuperación postdental.
Está precioso y si era un gato mimoso, ahora que intuye que le están poniendo más guapo, pues aún lo es más. Mientras se va recuperando, él sigue esperanzado en encontrarse, por fin, con su hombro bueno. Y sigue practicando el noble ejercicio de probar los hombros humanos que le cuidan, le miman y le animan en su recuperación. El continua subiéndose a esos hombros y descansa un ratito en sus espaldas para poder ver con esperanza el mundo desde arriba, mirándolo de frente. Sabe que quién se sienta feliz y especial por tenerlo un ratito arriba es quién merece su cariño, su nobleza, su confianza y su paz. El resto sólo son hombros… que no soportan bien gatos, hombros acostumbrados a estar vacíos de cariño, hombros que no están pegados a hombres buenos.

Aquí está Filomeno, descansando sobre una espalda buena, en la que confiar…

filomeno21

Lo lograrás Filomeno, te está esperando una persona especial, ni lo dudes, por lo pronto estás recuperando ese aspecto de gato “monada” que debías tener cuando eras chiquitín ¿Qué tal te sientes ahora Filo?

Filomeno: Cada día que pasa más y más…¡como un chaval!

Y quitáme ya las fotos con el diente torcido que ahora ya no está y lo digo con una cara de orgullo

que ¡”paqué” te voy a contar!!

filo_posa

Anuncios

Un comentario en “Filomeno se pone guapo (adoptado)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s